Articulo
Alphabetical Terms
¿ 1 2 5 9 A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T V W Y


I

Historia del bondage Bondage Oriental vs Occidental En la actualidad existen dos clasificaciones generales de bondage: el Occidental y el estilo Japonés. Ambos fueron creados para diferentes propósitos, y ambos evolucionaron de sus diferentes usos. El bondage occidental fue creado como una forma de tortura y aprisionamiento inhumano en la Europa medieval, usualmente en prisiones físicas. El estilo japonés era una forma mas humana de aprisionamiento porque por lo general ellos no tenían prisiones físicas, pudiendo usarse tanto para interrogar como para castigar. Existen muchos estilos de bondage derivados de cada uno en la actualidad. La única diferencia técnica entre ambas consiste en que mi


J

Los juegos con sangre abarcan muchas escenas: abrasión, arañazos, cortes, piercings temporales o permanentes, sanguijuelas, donaciones y vampirismo, por ejemplo. Vamos a tratar con cada uno individualmente a medida que avancemos.La sangre es la esencia de la vida. La sangre es peligrosa. La sangre es emocionante y aterradora al mismo tiempo. Jugar con sangre requiere una increíble cantidad de confianza, cuidado, comprensión y tiempo entre los participantes. Cuando una persona sumisa me deja llegar a un lugar en el que nunca antes estuvo, a su verdadera esencia, simboliza la confianza que tiene en mí. Esto me llena de orgullo y de lujuria, y alcanzar una especie de supranivel que otros juegos
Es el tipo de práctica en la que se asumen diferentes roles sociales o de género durante una sesión BDSM. Comúnmente el juego de roles representa a través de fetiches la condición dominante y sumisa, incorporando elementos al vestuario que refuerzan la intencionalidad de control y entrega. Uno de los juegos de rol más comúnmente utilizado es el de feminización, situación en la cual la mujer dominante (Dominatriz) obliga al Dominado a vestir atuendos y maquillaje femenino.  El concepto de juego es muy usual en una parte importante de la comunidad BDSM. Se trata de personas que consideran las prácticas relacionadas con su afición como algo de contenido, forma y fondo eminentemente lúdico-sexua


K

Kajirus: Esclavo masculino (plural Kajiri) Esclavos luchadores: Son esclavos que luchan en la arena entre ellos para proporcionar un apreciado espectáculo a los Libres que acuden a verles.Eesclavos de galera: Son utilizados como remeros en las naves, Kar y Tyros son ciudades donde se utilizan a millares de ellos.Esclavo de seda: Esclavo especialmente entrenado para satisfacer las necesidades de la mujer Libre{incluida la servidumbre sexual}, suelen ser atractivos y con físico musculoso, aunque también existen los que tienen aspecto afeminado {que hace sentir más segura a la Libre pensando que por ello será más fácil de doblegar si se rebela }.Esclavo del establo: Son los que se mantienen en


L

“El arnés como eje principal de la fantasía” Sacada de la creencia popular muy extendida entre los hombres de que las mujeres obtenemos nuestro orgasmo mediante la penetración, cualquier fémina que se precie debe ser penetrada para tener una sexualidad completa. Esto evidentemente no es así, nuestro placer sexual no radica en la vagina si no en el clítoris, evidentemente la sensación de la penetración es placentera en la medida que se estimula a la vez el clítoris pero como cualquier juego de Dominio, necesita de un buen argumento y la idea de que toda fémina que se precie debe ser penetrada será la culminación ideal para nuestra fantasía. Ahora y con estas pautas orientativas que os he dado
El MMPI (Minnesotta Multifásic Personality Inventory) es un importante test psicotécnico suficientemente equilibrado y baremado que permite evaluar los rasgos de la personalidad de un individuo en términos normales y anormales. Su uso en Psicología Clínica es determinante como referente. En el se define una de las múltiples escalas de la personalidad;  la denominada Dominación /Sumisión. El MMPI define Dominación como la tendencia de todas las personas a relacionarse con otras personas de forma que tiendan a imponer sus criterios a los demás, o por el contrario la sumisión es la tendencia a requerir de los criterios de otros para establecer una conducta.El rasgo de personalidad aparece en el
Tomado de: http://www.reportero24.com/2011/12/saludsexo-la-hipoxifilia-tecnicas-y-precauciones/Autora: Felicia_Hardy “Comenzaremos por decir que la moralización del riesgo es un tema más complejo de lo que creen los adeptos al sentido común[1].Lo primero que hay que comprender es que la palabra “riesgo” debe su existencia a nuestra imposibilidad de ver el futuro. Si tuviésemos el don de la clarividencia y viésemos en una imagen nuestra propia muerte, no hablaríamos de riesgo sino de certeza. El concepto de riesgo está íntimamente ligado al de “incertidumbre”. Por eso, cualquier tipo de análisis que intentemos hacer acerca del riesgo implicará trabajar bajo una luz más que tenue.A fin de res
Quizás la primera imagen que se nos viene a la mente en el mundo de la dominación/sumisión es el dolor junto con el cuero y látex. Pero hay también otro componente muy importante en estas prácticas que es la humillación, traducida en insultos y trato despectivo.El sumiso/a se excita al ser tratado “mal”, se siente bajo el control del amo/a que con la humillación afianza su poder sobre el/ella. El placer en estas situaciones tiene un claro componente psicológico, unido a la adopción de un determinado rol y está relacionado con el masoquismo. Las personas dominantes también pueden excitarse al despreciar al otro/a.¿Y cómo se humilla en los juegos sexuales? Con el insulto verbal, con unas simpl
Desde la mirada de Yoss el Sibarita Sin duda entre los retos que las personas debemos enfrentar en la formación de una autoestima positiva es superar los sentimientos de culpa y vergüenza, y es aquí donde comienza una de las paradojas del BDSM si hay que supéralos ¿por qué usarlos como un elemento del juego? Lo primero sería diferencias entre ambas experiencias, de manera simple, la culpa es la sensación (real o no) de haber dañado los sentimientos o pertencias de otro, por ejemplo de una sumisa al no haber cumplido una orden de sus Amo; sin embargo la vergüenza es más escurridiza pues es el sentimiento de no ser digno del aprecio, respeto o amor de los otros. Cuando una persona dice “no soy
Angie Rueda Castillo Uno de los aspectos, en mi consideración, más significativos que se viven hoy en día en el mundo del BDSM y de la D/s -al menos como puede leerse en diferentes páginas de internet y se escucha entre los/as practicantes en vivo- es la prioridad que se le asigna a “los acuerdos” entre los/as participantes por encima de componentes tomados en otros tiempos como los más importantes. Estos antiguos componentes serían las reglas prácticamente inamovibles de la “Vieja Escuela”, las enseñanzas casi incuestionables de los mentores, el formalismo de protocolos y ceremonias y las mismas concepciones y expectativas aún en boga de lo que “debería” ser un/a Amo/a y un/a sumiso/a. Esta
Mi experiencia me ha enseñado que el conocimiento es el poder, un poder que para que se pueda realizar de forma correcta tanto para tu sumisa como para ti necesita tener un conocimiento exhaustivo de gustos, preferencias y límites de tu pareja de juegos. Recuerdo cuando en mis años jóvenes todo era mucho más loco, todo lo que realizaba era en función a mis gustos y por lo que podía intuir de mi compañera de juegos en aquél momento y debo decir que en muchas ocasiones me equivoque y lo que pudieron ser grandes experiencias se quedaron en meras sesiones sin más. Por ello mi querido lector quiero hacer especial inciso en la importancia del test. Un test no es más que montones de preguntas y po
Quiero compartir el caso de una sumisa a la que llamaremos María y que sé que será una aportación polémica. María, tiene 42 años, una mujer moderna, casada y que ama profundamente a su marido. Me escribió hace unos días, diciéndome que se encontraba perdida, sin saber que hacer, hacia varios años que le atraía el BDSM pero a su marido no te terminaba de encajar este tipo de juegos. Ella había incluso llegado a tener un Amo virtual que había conocido en un chat durante un año aproximadamente, sin llegar a verse porque ella no quería contacto real. Después de aquella experiencia por su parte y después de hablar muchas veces con su marido sobre lo que ella sentía, pusieron en practica algún ju