Articulo
Alphabetical Terms
¿ 1 2 5 9 A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T V W Y


D

Dominante es la denominación usual, en relaciones de dominación y sumisión y (BDSM), para la parte activa. También se usan los términos top, dom, master (masculino),amo/a, señor/a, Dominatrix, lady (femenino) y, menos frecuentemente, el término mistress, dómina o domme, que suele tener mayor vigencia en la llamada dominación femeninay, especialmente, en la de tipo profesional (Enzyklopädie des Sadomasochismus, Datenschlag 2004).
La elección del rol dentro del BDSM, hasta hace unos años, era algo sencillo: para los más cerrados sólo existía Sumiso o Dominante y, para los que venían con la “nueva ola” o “nueva guardia”, existían los Dominantes, Sumisos y Switch. Estos tres roles nos definían y etiquetaban a la mayoría, pero la realidad es que siempre había quienes nos sentíamos los raros, ya que incluso parecía que no cabíamos en esos roles y ni qué decir de cuando alguno, aunque estuviéramos definidos por algún rol, teníamos curiosidad por probar alguna práctica en el rol contrario al que nos habíamos declarado, pues era muy mal visto. En la actualidad se está dando una nueva vertiente dentro de los roles BDSM, lo cu
Dominatrices profesionales en una mazmorra BDSM. Una dominatrix (del latín dominatrix, ‘soberana’ o ‘señora’; plural dominatrices) o señora es una mujer que adopta el papel dominante en prácticas sexuales de bondage, disciplina, dominación y sumisión o sadomasoquismo, que suelen abreviarse como BDSM. Su contrapartida masculina es el maestro. Los sumisos suelen dirigirse a la dominatrix con expresiones tales como «señora», «madame» o «maîtresse». Adviértase que una dominatrix no tiene necesariamente que dominar a un compañero masculino, puede tener también mujeres sumisas. A veces también se emplea el término domme, una variación pseudo francés de la jerga dom (abreviatura de «dominante»).


E

En BDSM , edgeplay es un término subjetivo para tipos de actividades que están "en" o "sobre" el borde de los límites de SSC . Muchos consideran que estas actividades son desaconsejables y peligrosas, y no deben intentarse sin una capacitación adecuada y extensa, supervisión, precauciones de seguridad, etc., según corresponda, y nunca sin negociaciones exhaustivas . NO INTENTE ESTO EN CASA. En muchos casos, los precedentes legales indican que edgeplay puede ser ilegal y que el consentimiento legal no puede crear una defensa a la responsabilidad por las lesiones causadas y que, para estos fines, las lesiones no físicas se incluyen en la definición de daño corporal grave. Criterios para Edgepl
En una página del famoso libro Sex, publicado por Madonna en 1992, aparece una foto fetish de Udo Kier acompañada de la siguiente frase: "Hay algo reconfortante en el hecho de ser atada. Es como cuando eras un bebé y tu madre te ataba en el asiento del coche. Ella quería que estuvieras segura: era un acto de amor". Sí, esta va a ser la segunda semana en que abro el artículo mencionando a Madonna, pero reconoceréis que resulta apropiado utilizar esta frase (que me señaló hace poco mi amiga Nikki) para introducir el tema del que quiero hablar esta semana: el arte erótico de la atadura, también llamado bondage.Ya en mi primer artículo para BLIFE mencioné mi pasión por el encordamiento erótico,
La palabra aftercare traducida al castellano significa "cuidado posterior". En un contexto BDSM y/o D/s estaría referida a la actitud que toma el/la Dominante para con su sumiso/a después de cualquier tipo de sesión o juego. Éste periodo de tiempo es muy propicio para charlar sobre las emociones, sentimientos y experiencias vividas durante la sesión, tanto por un rol como por el otro. En las sesiones normalmente se produce una gran cantidad de descarga emocional, por tanto es muy recomendable dedicar unos minutos al aftercare para asegurar el equilibrio emocional del sumiso/a. El objetivo de esta técnica es la transición de ambos participantes desde el estado elevado creado en la escena has
Escrito aportado por @SirValen El escrito que transcribo, no es Mio, lo encontré hace años buscando información, en Mis principios, fue como una guía para Mi, considero que vale la pena exponerlo. No pretendo dar lecciones a nadie, simplemente mostrarlo. Lógicamente habrá quien este de acuerdo y quien no. Él es un sutil sádico que utiliza el dolor para extender las fronteras del placer pero sin que ese dolor produzca daño. De naturaleza protectora, defiende el honor de su sumisa que, por extensión, siente como suyo. Y es consciente de que la diferencia de los roles no implica inferioridad. Actúa como galante caballero movido por un antiguo código de honor que, los que no conocen critican o,
La primera vez que escribí un artículo sobre el figging, hace años, recibí un montón de E-mail de gente del BDSM que nunca había oído hablar de esto, pero elogiándome por la información, y muchos estaban impacientes por intentar la técnica. El figging es un juego anal (o tortura) que usa la raíz de jengibre, parece ser un arte que no está muy de moda, quizá por falta de información o quizás por la abundancia de productos químicos y pociones de lujo que imitan al jengibre, o quizás la gente no quiere gastar su tiempo en esta actividad. Cualquiera que sea la razón, imposibilita una experiencia agradable y memorable. Hay una cierta controversia en cuanto a los orígenes y las razones del figging
A principios de 2009 la compañía de mosaicos de lujo Bisazza contrató para una campaña publicitaria al famoso fotógrafo Nobuyoshi Araki. La promoción fue un éxito, pero una de las imágenes fue rápidamente prohibida en el Reino Unido por la ASA (Advertising Standards Authority), con el argumento de que tenía una fuerte carga de violencia sexual. La fotografía mostraba a la modelo atada y con una expresión extraña en el rostro…Ya estoy acostumbrado a cualquier tontería en cuestión de censuras, pero me sorprende que la obra de Araki todavía levante controversias. Considerar misógino a uno de los mayores adoradores de la belleza femenina es una muestra de miopía tan increíble que me parece neces
  En el sexo, al igual que en las demás facetas de nuestra vida, todos tenemos ciertos límites que, al menos en principio, nunca se nos ocurriría cruzar. En mi caso, lo tengo muy claro, esa barrera está en el sadomasoquismo porque, personalmente, la idea de infringir dolor o humillar a otra persona, aunque sea consentido, no me atrae lo más mínimo, y ya no digamos que me lo hagan a mi. Es más, algunas de sus prácticas, las más extremas o escatológicas, me producen escalofríos y/o me revuelven el estómago (No obstante, aunque yo no las comparta, también pienso que cada uno es totalmente libre de hacer con su vida y su cuerpo lo que quiera. Y como ya he dicho en más de una ocasión, mientras se
  Hoy abordare un tema que aunque sea de sentido común, ese “común de los sentidos” muchos no lo tenemos muy desarrollado. Se trata del comportamiento del dominante después de una sesión BDSM. Evidentemente cada caso es completamente diferente y siempre debemos valorar, saber y conocer las circunstancias que envuelven ese fin de sesión, pero siempre debe existir el denominador común del cariño y el interés por el disfrute de la sesión que hemos finalizado. Hay “amitos” que ni se preocupan del disfrute de su sumisa, ellos se lo han pasado bien y con ello todo sirve, auténticos machistas que no entienden que sin nuestras sumisas, nosotros los dominantes no existiríamos. No se trata de hacer l
Muchas veces leemos o escuchamos dentro de los grupos de BDSM a sumisos y sumisas preguntando si “X” o “Y” comportamiento por parte de su Amo o Ama es “válido”, si “tienen que” acatar ciertas órdenes o realizar acciones con las que no se sienten cómodos(as) para poder mantener su estatus de “sumiso” o si “está bien” que los Amos o Amas pretendan tratarlos(as) con desprecio desde el primer contacto y les exijan ciertos protocolos sólo por ser la parte dominante.   Aunque muchos “personajes” en el medio se quieran comportar como protagonistas de fantasías y películas de Hollywood, esto no debe permitirse en nuestro mundo. El BDSM es un estilo de vida que respeta al máximo la libertad y la dign